El cirujano Luis Senís defiende su actuación ante una situación complicada en el juicio por una negligencia médica

NOTICIA Las Provincias

El prestigioso cirujano Luis Senís tiene un nuevo problema con la Justicia. El profesional se sentó el pasado miércoles en el banquillo de los acusados por una negligencia médica cometida supuestamente entre abril y mayo de 2015. Hoy, tras más de seis horas de vista, ha terminado el juicio. El profesional ha declarado en última instancia, una posibilidad que algunos juzgados y también alguna sección de la Audiencia permite a los acusados. Senís defendió su actuación profesional en una situación quirúrgica «muy complicada» cuando decidió extirpar la glándula y dejar el cálculo para una intervención posterior bien a través de un tratamiento o con una nueva operación.

La paciente, de 69 años de edad, acudió a la clínica y fue asistida por el ahora acusado, según recoge el escrito de la Fiscalía. Senís practicó la extirpación de una glándula, pero no hizo lo mismo con un cálculo que tanto el TAC como la ecografía había detectado. En la sesiión de hoy también han declarado seis peritos para expresar sus dictámenes respecto a la actuación de Senís.

El estado de la paciente, tras la intervención médica, no hizo más que empeorar. Fue ingresada posteriormente en el hospital y debió ser operada de nuevo. Todas estas circunstancias serían achacables a la mala praxis de Senís, según la acusación pública. La mujer pasó 12 días ingresada y tardó en recuperarse más de dos meses. Entre las consecuencias figura la pérdida de cuatro dientes así como una ligera desviación de la comisura labial. La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de lesiones causado por imprudencia profesional. Le pide una multa de casi 14.000 euros.

El expresidente del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV), Enrique Llobell, ha declarado hoy como testigo-perito en este juicio. Las defensas, encabezadas por Andrés Zapata y Emilio Pérez Mora, sostienen que el exresponsable de la entidad empujó a la víctima a denunciar estos hechos para dañar el prestigio de Senís. Esta tesis estaría sustentada en un informe de un detective privado.

El cirujano Senís vio lastrada su prestigiosa carrera tras la difusión de unos vídeos sexuales en los que aparecía como protagonista. Las grabaciones fueron enviadas masivamente a otros dispositivos, lo que derivó en una investigación policial para desvelar quién o quiénes eran los responsables de los hechos. Senís, tras el impacto inicial por el boom mediático de estas imágenes, dijo sentirse «víctima de una trama» que buscaba perjudicarme «en el ámbito profesional». En octubre de 2019 fue encarcelado al ser detenido con medio kilo de cocaína en una operación antidroga en pleno centro de Valencia. Fue arrestado tras salir de un domicilio de un traficante de la ciudad. Abonó la fianza de 50.000 euros en un día.

Leer Más – Las Provincias

Publicado 25/02/2021 – (c) Las Provincias